Tomar altas dosis de suplementos de vitamina D no ayuda a prevenir o tratar la COVID-19

 Tomar altas dosis de suplementos de vitamina D no ayuda a prevenir o tratar la COVID-19

Los científicos llegaron a la conclusión de que no hay ninguna base científica que respalde la creencia de que tomar elevados suplementos de vitamina D sea beneficioso contra el virus.

Tomar altas dosis de suplementos de vitamina D no ayuda a prevenir o tratar la covid-19, según un estudio internacional publicado este viernes en BMJ, Nutrition, Prevention and Health. El estudio, realizado por científicos del Reino Unido, Europa y Estados Unidos, advierte contra las altas dosis de suplementos de vitamina D y subraya que no hay suficientes pruebas científicas que demuestren que esta vitamina puede ser beneficiosa para prevenir o tratar el coronavirus.

La vitamina D es una hormona que se produce en la piel durante la exposición a la luz solar y ayuda a regular la cantidad de calcio y fosfato en el cuerpo necesarios para mantener los huesos, dientes y músculos sanos. Tras los informes no verificados de que altas dosis de vitamina D (más de 4000IU/d) podrían reducir el riesgo de contraer la covid-19 y utilizarse para tratar con éxito el virus, los investigadores estudiaron la base científica de estas afirmaciones.

Sin embargo, tras revisar la literatura científica en este campo, los científicos llegaron a la conclusión de que no hay ninguna base científica que respalde la creencia de que tomar elevados suplementos de vitamina D sea beneficioso contra el virus.

Conclusiones no extrapolables

En cuanto a las afirmaciones que vinculan los niveles de vitamina D y las infecciones de las vías respiratorias, constataron que estudios previos asociaban un bajo nivel de vitamina D con infecciones agudas respiratorias. Sin embargo, las conclusiones de la mayoría de esos estudios se basaban en datos reunidos en grupos de población de países en vías desarrollo, por lo que no pueden extrapolarse a las poblaciones de los países más desarrollados.

Los científicos creen que actualmente no existe un vínculo firme entre la ingesta de vitamina D y la resistencia a las infecciones de las vías respiratorias. Además, recuerdan que para las personas que salgan poco al exterior o en circunstancias excepcionales como el confinamiento que impiden la exposición solar (de donde el organismo obtiene la vitamina D) está recomendado tomar suplementos de esta vitamina pero siempre bajo las recomendaciones sanitarias de la guía de Salud Pública de Inglaterra.

Dicha guía aconseja tomar un suplemento de vitamina D de diez microgramos diarios en los meses de invierno, de octubre a marzo, y durante todo el año si la exposición al exterior es limitada.

Además, los niveles de la vitamina en el cuerpo también pueden complementarse mediante alimentos como pescado azul, carne roja, yema de huevo y cereales, concluye la directora General de la Fundación Británica de Nutrición y coautora del estudio, Judy Buttriss.

Comentarios de Facebook

Diego

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *